Segundos negros de Karin Fossum

Traducción de Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo

ISBN: 978-84-397-2639-5

Roja & Negra (Mondadori)

segundosnegros

Ida Joner está a punto de cumplir diez años cuando desaparece en una pequeña población noruega rodeada de granjas y bosques. La desaparición de la niña aviva los peores miedos de su madre, Helga, cuya vida gira en torno a su única hija. El comisario Konrad Sejer, tan humano, tan serio, tan comprensivo que los interrogados a menudo se sienten tentados de contarle más de lo que pretenden, y su joven asistente, Jacob Skarre, comienzan entonces la investigación. Casi inmediatamente las sospechas recaen sobre Emil Johannes, un tipo raro que vive solo y no habla desde su infancia. Elsa, la madre de Emil, se ocupa de limpiar su  casa regularmente, aunque a veces tiene miedo de lo que pueda encontrarse. Tanto Helga como Elsa se enfrentan a las peores pesadillas de una madre: perder a un hijo y pensar que tu hijo ha podido cometer una atrocidad.  Sin embargo, Elsa no es la única que guarda un secreto: a medida que avanza la investigación, se pone de manifiesto que todos en la pequeña localidad tienen algo que vale la pena ocultar.

Karin Fossum (Sandefjord, Noruega, 1954) es una de las autoras de thrillers más reconocidas en el panorama internacional. Considerada la dama noruega del crimen, obtuvo el prestigioso premio Glass Key con la novela No mires atrás (Debolsillo, 2010). En España ha publicado también El ojo de Eva (Debolsillo, 2010); Quién teme al lobo (Debolsillo, 2010), galardonada con el premio de los libreros noruegos; Una mujer en tu camino (Literatura Mondadori, 2008), calificada como «la mejor novela negra noruega de todos los tiempos» por el prestigioso diario Dagbladet, y Presagios (Roja & negra, 2010).  Segundos negros es su nueva novela.

Anuncios

La mujer a 1000º de Hallgrímur Helgason

Traducción de Enrique Bernárdez

ISBN: 978-84-264-2181-4

Lumen

mujer1000

Vivo sola en un garaje, y solo tengo a mano mi ordenador portátil y una vieja granada de mano… Hay pocas ventanas aquí, pero veo el mundo a través de la pantalla. Los e-mails van y vienen, mis viejos amigos de Facebook me siguen, como la vida misma, y yo no me pierdo detalle. Así empieza La mujer a 1000 grados, y quien habla es Herra, una anciana de ochenta años que ha decidido vivir en un sótano de Reykjavik, conectándose con el mundo entero vía internet. Nieta del primer presidente de Islandia, la mujer pasó los años de la Guerra en Dinamarca y Alemania, para luego viajar y pecar a gusto en ciudades como Nueva York y Hamburgo. Cansada de tanto traqueteo, volvió finalmente a Islandia y allí, según sus propias palabras, tuvo tres hijos de nueve hombres distintos. Fumadora empedernida, Herra sufrió un cáncer de pulmón a los sesenta y tres años y los médicos le dieron un año de vida, pero aquí está, y ha tomado una decisión: no quiere pasar otra Navidad sin compañía, y por lo tanto ha dispuesto su muerte y la manera en que va a morir. Se ha decantado por la cremación y pretende que el horno esté a 1000 grados el día exacto en que ella tenga a bien irse de este mundo. Tras consultar con distintas funerarias vía mail, ya lo tiene todo dispuesto, y mientras espera a que el horno se caliente, nos cuenta su vida y la vida entera del siglo XX. ¿Qué hace una anciana en un garaje? Mirar el mundo…y reírse de nosotros.

Hallgrímur Helgason nació en 1959 en Reikiavik, la capital de Islandia. Empezó su carrera profesional como pintor y tiene cuadros expuestos en más de treinta países. Su novela más conocida, 101 Reykjavik, fue llevada al cine con mucho éxito y una notable repercusión internacional. Otra novela suya, titulada The Author of Iceland, fue galardonada con el Icelandic Literary Prize en 2001. Además de dedicarse a la narrativa, Helgason es autor de teatro, poesía y de una gran cantidad de artículos periodísticos que analizan la situación política y social de su país. La mujer a 1000 grados es su novela más reciente y polémica, tanto que la crítica islandesa la ha descrito como una bomba en la línea de flotación de nuestra sociedad. Los derechos de traducción de esta obra ya se han vendido a distintos países europeos.