La marca de sangre de Johan Theorin

Traducción de Carlos del Valle
ISBN: 978-84-397-2364-6
Mondadori

Es primavera en la isla de Öland y, coincidiendo con el regreso de las aves migratorias, Per Morner se instala en su vieja casa dispuesto a disfrutar de la compañía de sus hijos en un lugar tranquilo. Per atraviesa un momento difícil, que se complica aún más cuando recibe la llamada desesperada de su padre, Jerry, pidiendo ayuda. Cuando llega a verle, el estudio está en llamas, y Jerry, aterrorizado, delira. Per lo salva, pero dentro de la casa son hallados dos cadáveres calcinados y con las manos atadas. A partir de ese momento, Per tendrá que enfrentarse a oscuros secretos que vuelven a apoderarse de los habitantes de la isla; entre ellos están el viejo y sabio Gerlof, marinero jubilado y conocedor de las leyendas y supersticiones de Öland, y Vendela Larsson, esposa de un escritor de éxito y espíritu sensible que arrastra un pasado tan infernal como los misterios que acechan la isla.

Johan Theorin (Gotemburgo, Suecia, 1963) es periodista y escritor. Pasó los veranos de su infancia en la isla de Öland, en el mar Báltico. La familia de su madre, todos ellos pescadores, granjeros o marineros, son hijos de Öland, por lo que conocen el folclore y las leyendas de este lugar, de las que se ha nutrido el autor. La marca de sangre es su tercera novela y forma parte de la serie El cuarteto de Öland, compuesta por cuatro títulos ambientados en esta isla en las diferentes estaciones del año. Johan Theorin ha obtenido los mejores premios del género de novela negra, entre los que destacan el Glass Key, premio de los países escandinavos a la mejor novela negra, el Premio a la Mejor Novela Sueca en 2009, y más recientemente, en 2010, el prestigioso premio de la Asociación Inglesa de Escritores de Novela Negra (CWA), superando al último volumen de la trilogía de Stieg Larsson. Las novelas de Johan Theorin han cosechado un gran éxito de público. Literatura Mondadori ha publicado también La hora de las sombras (que se desarrolla en otoño, y es el primer volumen de la tetralogía de Öland) y La tormenta de nieve (invierno).

Textos de la infamia de Knut Hamsun

Escritos polémicos del Nobel noruego (1932-1945)

Traducción de Mariano González Campo
ISBN: 978-84-96756-04-5
Editorial Berenice

A pesar de su inmensa popularidad como escritor desde la década de los veinte del pasado siglo, que le llevó a conquistar el Premio Nobel de 1920, la figura del escritor noruego Knut Hamsun sigue hoy inmersa en la turbulencia del final de su vida, cuando el plena Segunda Guerra Mundial prestó su apoyo decidido a Hitler y al régimen pro-nazi de Noruega. Este libro recoge los textos más significativos en los que dejó testimonio de esa admiración y adhesión. Al mismo tiempo, ofrece claves explicativas de una fascinación que afectó a muchos grandes artistas en ese momento a la hora de balancearse hacia alguna de las soluciones totalitarias de la época. Hoy este escritor, autor de clásicos modernos como Hambre, Pan, La bendición de la tierra, no tiene calle ni plaza alguna en su país natal y, al mismo tiempo, es reclamado unánimemente como uno de los escritores más importantes de su tiempo. El peso indudable de su obra ha evitado que cayera en el olvido, pero los escritos aquí reunidos son indispensable para explicar su infamia. Traducidos directamente del original noruego y contextualizados por su traductor, Mariano González Campo, los escritos de esta antología, en los que Knut Hamsun describe su periplo pro-nazi y de ultranacionalista noruego, ofrecen una clave fundamental en la vida y el pensamiento de este escritor.

Knut Hamsun (1859-1952) es una de las cimas de la literatura universal, Premio Nobel de 1920 y uno de los autores más aclamados y admirados del siglo XX. De vida errante, emigrante e inestable, sin embargo Hamsun tuvo una vocación constante y decidida, ser escritor. Después de pasar por la Universidad de Oslo, en 1882 se trasladó a los Estados Unidos, donde permanecería hasta 1888 y donde germinaría su primer libro en 1889, La vida espiritual de la América moderna, donde realiza una crítica realmente amarga de la vida en este país. En 1888 escribió la novela que le abriría las puertas de la fama, Hambre, narración que define muchos de los rasgos desajustados y autobiográficos de sus héroes. Entre las grandes novelas que le pusieron camino del Nobel, Pan o La bendición de la tierra, son las más conocidas. Su narrativa ha sido una de las más influyente del siglo XX, presagia los escritos de Franz Kafka, contó con la rendida admiración de Goki, Thomas Mann, y más tarde de Henry Miller, Charles Bukowski o Paul Auster. A pesar de su inmensa popularidad mundial, su reputación cayó considerablemente debido a su decidido apoyo a Hitler y al régimen pro-nazi noruego de Vidkun Quisling durante la II Guerra Mundial. A partir de ahí, anciano, casi ciego y sordo, fue juzgado y condenado por traición, tratado como un enajenado, desposeído de buena parte de su fortuna. Hasta hace poco su reconocimiento en la propia Noruega ha sido escaso y no hay una sola calle o plaza con su nombre.

Los zapatos rojos de Hans Christian Andersen

Traducción de Enrique Bernárdez
Ilustraciones de Sara Morante

ISBN: 978-8415130-06-2
Editorial Impedimenta

La pequeña e infortunada Karen es una niña tan miserable que ni siquiera puede comprarse unos zapatos. Tras la muerte de su madre, es acogida por una anciana ciega que la toma a su cargo. Karen es una buena niña, pero algo diabólico anida en su alma infantil: la coquetería.

Hans Christian Andersen nació en Odense (Dinamarca) en 1805 y vivió una infancia pobre y desgraciada. Hijo de un zapatero instruido pero enfermizo y de una lavandera alcohólica, era habitual verle durmiendo debajo de un puente o mendigando una moneda por las calles. A los catorce años se fugó de casa y se fue a Copenhague, donde intentó ser cantante de ópera y bailarín, pero ninguna de estas vocaciones cuajó. Son sus más de 150 cuentos infantiles, entre ellos El patito feo, El traje nuevo del emperador, La reina de las nieves, Los zapatos rojos, El soldadito de plomo, El ruiseñor, El sastrecillo valiente y La sirenita los que lo han llevado a ser reconocido como uno de los grandes autores de la historia de la literatura. Murió en agosto de 1875, varias semanas después de caerse de la cama y producirse heridas de las que ya no pudo recuperarse.